LAS MURALLAS
Me reservo
Una visita
A partir del
Me reservo

Intramuros

Así es como los aviñoneses denominan a la vida al interior de las murallas. De 4,3 km de largo, estas murallas cuya función era rechazar a los asaltantes, también permitieron (y siguen permitiendo) proteger a los habitantes de las crecidas del Ródano. Las murallas, clasificadas Patrimonio Mundial de la UNESCO, encierran la antigua ciudad y le confieren, aún el día de hoy, una atmósfera privilegiada, como intemporal.

Fueron iniciadas en 1355 bajo el pontificado de Inocencio VI y terminadas en 1370 con Urbano V. Se las puede visitar, pasando por la entrada del Puente de Aviñón para subir hasta el jardín del Rocher des Doms y descubrir el Ródano y un punto de vista incomparable de la ciudad de los papas.