CAPITAL DE LOS VINOS CÔTES DU RHÔNE
Me reservo
Una visita
A partir del
Me reservo

Aviñón es el corazón palpitante del néctar de los dioses y de la bebida de los Papas, y la capital de los vinos del valle del Ródano. En la plaza del Palacio de los papas, encontramos un espacio dedicado especialmente a los vinos Côtes-du-Rhône.

PLAZA DEL PALACIO DE LOS PAPAS

Le Carré du Palais, embajada de los vinos Côtes du Rhône

En Aviñón, capital de los côtes-du-rhône, no podía faltar una embajada del vino digna de este nombre. En la plaza de l’Horloge, antes de posar tu mirada maravillada en el Palacio de los papas, haz un paradita en el Carré du Palais. En un edificio renovado del siglo XIX, encontrarás todo lo necesario para saciar tu sed de descubrir vinos del valle del Ródano.

Una bodega de 10.000 botellas en donde el sumiller propone una cata todos los días, una escuela de vinos para aprender sobre los aromas y el savoir-faire de los viticultores del valle del Ródano, y por supuesto, un restaurante en el que el Chef nos deleita sublimando maridajes de platos y vinos.

ROQUEMAURE

El vino como una identidad

Precursores, entregaban a los productores certificados de origen, antes de embarcar los vinos hacia tierras lejanas. La bodega Rocca Maura (la roca negra), fundada en 1922, agrupa unos cincuenta viñadores y numerosas comunas de los alrededores. En las tierras de cantos rodados y arcillas rojas de la región, la viña, dispuesta en terrazas y cerros, echa raíces hasta los pies de los macizos rocosos, para ofrecer un vino frutado o de guarda. ¡A degustar con moderación!

Roquemaure, símbolo de la región, se encuentra en medio de viñedos en la región del Gard. Desde fines de la Edad Media, y gracias a su situación geográfica y a su clima meridional, es una plaza fuerte del comercio del vino. Es justamente aquí, en el siglo XVII, que los cónsules de Roquemaure autentifican los toneles de vino de la región marcándolos a fuego con las letras “CDR”: la “Coste Du Rhône”.

AVIGNON

Le Ban des Vendanges, una fiesta imperdible

Esta fiesta siempre está relacionada a las vendimias. Cosechar las uvas maduras promete un vino de excepción, catas venideras y momentos para compartir. A finales de agosto, los compañeros artesanos de los côtes-du-rhône, vienen al centro de la ciudad de Aviñón para participar a una gran fiesta popular: el Bando de vendimia.

Este divino néctar se celebra en la cima del Rocher des Doms con una fiesta que reúne todos los ingredientes para terminar el bien verano: desfile de los compañeros artesanos con sus trajes tradicionales, catas de vinos, puestos golosos y música en vivo.